csolanog

Encuentro Juevenil en el Espíritu

La Iglesia de los pecadores

Hoy escribo con mucha tristeza, debido a que dos noticias han golpeado a nuestra Iglesia Católica en el Perú. El primero es el caso del Obispo de Ayacucho, Mons. Gabino Miranda, quien es acusado de pedofilia y otras cosas mas, el segundo es el caso del Obispo Castrense Mons. Guillermo Abanto quien es acusado de tener una hija a la cual no reconoce. 

Definitivamente son noticias que nos decepcionan y nos cuestionan acerca de si estamos en la Iglesia correcta, si en verdad Jesús quiere eso, si en verdad Cristo la instituyó, etc etc etc. Por mi parte este tipo de noticias me hacen reflexionar acerca de la situación actual, de la importancia de seguir nuestra verdadera vocación y la importancia de la oración.

Estos dos Obispos son personas comunes, como tu o como yo, que un día decidieron seguir al Señor y entregar su vida al servicio de la Iglesia, lamentablemente no entendieron a cabalidad la gran responsabilidad y tarea que les esperaba, y las cosas sucedieron. Creo también que ninguno de nosotros tiene la facultad de juzgar por los actos cometidos, ya que hay un Dios que se encargará de aquello en su debido momento, lo que si podemos hacer son dos cosas, sencillas a mi parecer, pero importantes.

La primera es incluir en nuestras oraciones diarias a todos aquellos sacerdotes, seminaristas y consagradas que dedican su vida para anunciar la buena noticia, el Evangelio. Orar para que estos hombres y mujeres puedan vencer las tentaciones que el mundo de hoy ofrece, para que sean firmes y fieles a Jesucristo, orar para que aumente su fe, y para que sean santos y hagan brillar la luz de Cristo en la Tierra. Por otro lado debemos denunciar aquellas cosas incorrectas, que no están de acuerdo al plan de Dios, pero siempre con fundamento y respetando las leyes y reglamentos establecidos. Si en algo se caracteriza el hombre, es en ser pecador, y lamentablemente es parte de nuestra naturaleza. Pero si tenemos el corazón sencillo y lleno de amor podremos hacer grandes cosas y mirar con ojos de amor, con ojos del Señor.

Por otro lado les diré algo, por cada noticia de estas que nos desaniman, existen otras miles que no salen en la TV, ni en las radios ni en los periódicos, y son aquellas noticias de sacerdotes santos, que a pesar de sus enfermedades, edades avanzadas, problemas familiares, miedos y vacíos entregan su vida al servicio de los necesitados. No salen reportajes de los padres vicentinos, que hacen misión en muchos rincones del Perú, que trabajan cada día para llevar el evangelio a comunidades alejadas. No sale tampoco el trabajo de las hijas de la caridad, que día a día trabajan para darle una mayor calidad de vida a tantos ancianos y ancianas que han sido abandonados por sus familiares, por aquellos enfermos que son cuidados y aquellos niños que tienen en la congregación de la misión una familia de verdad. Tampoco saldrá el padre Jose Luis Lerga animando a los jóvenes con su sonrisa, o la manera en la cual aconseja al confesar. No saldrá la ayuda que realizan parroquias de otros países para poder seguir con la entrega de desayunos a los mas necesitados, ni el trabajo de los agentes pastorales para hacer retiros, jornadas, labores sociales y tantas otras cosas que ayudan a mejorar nuestra comunidad y de esta manera poco a poco contribuir con el sueño de un mundo mejor.

Lo sé, estas noticias no venden y no saldrán nunca en los medios, pero es necesario que alguien diga lo que sucede.  Quiero concluir esta breve reflexión con una conclusión, ESTA ES UNA IGLESIA DE PECADORES, que a la vez es Santa, y no por méritos propios, sino porque trabaja junto al Espíritu Santo y la Oración de Jesucristo la sostiene. No podemos desanimarnos, ya que estas situaciones siempre han ocurrido a lo largo de la historia y seguirán ocurriendo, Está en nosotros el poder ayudar a cambiar esta situación a través de nuestra oración. Que este tipo de noticias no disminuyan tu fe, recuerda que 2000 años garantizan que Jesús está presente en la Eucaristía, en la Iglesia de Jesús, la Iglesia de los Apóstoles, en la Iglesia Católica. 

Y si nada de esto te convence, en la Biblia puedes encontrar en Juan 17 la oración de Jesús que sostiene a sus Apóstoles y a su Iglesia hasta el día de hoy.

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en octubre 7, 2013 por .

Navegación

A %d blogueros les gusta esto: